Incongruencia

Todas las preguntas que se suscitaron aquel día en la reunión pública estaban referidas a la vida más allá de la muerte.

El Maestro se limitaba a sonreír sin dar una solo respuesta.

Cuando, más tarde, los discípulos le preguntaron por qué se había mostrado tan evasivo, él replicó: «¿No habeis observado que los que no saben qué hacer con esta vida son precisamente los que más desean otra vida que dure eternamente?».

«Pero ¿hay vida despues de la muerte o no la hay?», insistió un discípulo.

«¿Hay vida antes de la muerte? ¡Esta es la cuestión!», replico enigmáticamente el Maestro.

Entradas recomendadas