Curación

A una persona muy afligida que había acudido a él en busca de ayuda le preguntó el Maestro: «¿Deseas realmente ser curado?»

«¿Me habría molestado en acudir a ti si no lo deseara?»

«¿Y por qué no? La mayoria de la gente lo hace».

«Entonces, ¿Para qué vienen?»

«No precisamente buscando la curación, que es dolorosa, sino buscando alivio».

Y a sus discípulos les dijo el Maestro: «Las personas que desean curarse con tal que puedan hacerlo sin dolor son como los que están a favor del progreso con tal de que éste no suponga para ellos cambio alguno».

Entradas recomendadas